Rancho La Brea

Rancho La Brea

El Rancho La Brea (La Brea Tar Pits) ofrece la posibilidad de viajar en el tiempo hasta la Prehistoria de Los Ángeles para seguir las huellas de algunos animales que quedaron extintos mientras recorrían los parajes de Los Ángeles en busca de alimentos y refugio durante la Edad de Hielo.

El recinto cuenta con numerosos pozos de alquitrán que han conservado a la perfección infinidad de tesoros que los científicos han extraído cuidadosamente en forma de huesos de animales procedentes de diferentes eras.

Echando la vista atrás

Descubiertos en 1769 por un explorador español, los pozos de alquitrán del Rancho La Brea se formaron lentamente a través de algunas fisuras en la llanura costera a lo largo de más de 40.000 años.

En un primer momento comenzaron a realizarse perforaciones para obtener aceite y minerales y la peculiar sustancia se utilizó con la finalidad de impermeabilizar diferentes productos, pero más tarde se descubrió el valor científico de los fósiles encontrados y comenzaron a analizarse minuciosamente.

El asfalto ha conservado a la perfección algunos fósiles muy delicados a lo largo de los años, algo que ha permitido obtener en un estado impecable pequeños y delgados huesos de aves de especies actualmente extinguidas.

Museo George C. Page

Construido junto a los pozos de alquitrán del Rancho La Brea como parte del Museo de Historia Natural de Los Ángeles, el Museo Page cuenta con más de un millón de ejemplares de 650 especies animales y vegetales procedentes de la Edad de Hielo.

En el museo es posible ver desde el esqueleto del más minúsculo de los animales hasta el de un imponente mamut. Entre los elementos más destacados que se pueden ver en el museo se encuentran los bisontes (el herbívoro más grande de los que se encontraron), camellos, coyotes, osos perezosos o caballos.

Además de las exposiciones en las que se cuenta la historia y se muestran los ejemplares encontrados en los pozos, el museo tiene una zona habilitada para ver a algunos expertos paleontólogos trabajando cuidadosamente en las últimas piezas encontradas.

En la zona exterior del museo algunas reproducciones a tamaño natural de diferentes mamíferos extintos emergen de los pozos de alquitrán como no lograron hacerlo en el pasado, cuando quedaron sepultados por el asfalto. Es esta zona también es posible ver diferentes pozos que permiten a los visitantes sentirse expertos paleontólogos por unos momentos.

Un museo especial

El Rancho La Brea es un museo poco convencional que permite a sus visitantes comprobar los sorprendentes efectos de la naturaleza y descubrir un mundo antiguo que no podríamos conocer de otro modo.

Los enormes esqueletos y los pozos de brea que se pueden ver lo convierten en un lugar interesante para visitarlo tanto por adultos con curiosidad, como con niños.

Horario

Todos los días de 9:30 a 17:00 horas.

Precio

Adultos: $12.
Estudiantes de 13 a 17 años: $9.
Niños entre 3 y 12 años: $5.
Aparcamiento: $12.

Transporte

Metro: Expo/Vermont, línea Expo.