Coche de alquiler

Los Ángeles es una ciudad muy extensa y la mayor parte de los puntos de interés están bastante alejados los unos de los otros, algo que hace que algunos visitantes se planteen alquilar un coche por su comodidad.

Con un GPS es muy sencillo orientarse y moverse sin problemas, pero es necesario prestar atención a las zonas en las que se aparca y hay que tener en cuenta que no es una opción económica.

Aparcamiento

Aparcar en Los Ángeles no es complicado, pero es necesario que cuando aparquéis en la calle tengáis en cuenta los complejos carteles que hay en cada plaza de aparcamiento, en los que se especifican los diferentes días de la semana, si es posible aparcar en el lado izquierdo o en el derecho, y otras muchas combinaciones posibles.

Si utilizáis los parkings, el precio de estos puede resultar prohibitivo, especialmente para cortas estancias ya que en muchas ocasiones las tarifas son las mismas para varias horas que solo para 30 minutos.